Impuesto a las Ganancias: qué pautas hay que cumplir para evitar sanciones de la AFIP

En el próximo bimestre (marzo-abril), hay tareas impositivas que tienen que ser cumplidas por los empleados en relación de dependencia y por las oficinas de Recursos Humanos. Si se pasan de alto, pueden aparecer problemas, tanto para los trabajadores como para las empresas. Si los primeros no cumplen con los deberes, se produce como resultado tener que pagar más del impuesto a las ganancias por el cierre del año pasado.

Por no hacer nada, dejan de incorporar la deducción anual de los gastos de medicina y los pagos a cuenta que podrán descontar de la liquidación anual. Si las empresas no hacen bien los deberes, pueden recibir sanciones de la AFIP, entre las que se encuentra la aplicación de multas, que pueden llegar al 100% del importe no retenido o descontado en defecto y, además, la impugnación de la deducción del sueldo pagado como gasto en su propia liquidación impositiva. A continuación, se detallan los principales puntos que tienen que cumplir los dos actores, que se vinculan en las relaciones laborales:

Tareas de los sectores de Sistemas y RRHH de las empresas

Las empresas tienen que confeccionar la liquidación anual (formulario 1357) del impuesto a las ganancias correspondiente al año 2021, considerando la última información que fue subida por sus empleados a fines del mes de marzo. Para eso, tienen que consultar el servicio denominado «SIRADIG – EMPLEADOR», en donde surge toda la información que fue cargada por los trabajadores. Tienen tiempo de hacerlo hasta fines del mes de abril, de ella puede surgir tres resultados:

1) Que deban reintegrar a sus empleados alguna diferencia del impuesto anual retenido de más, porque fueron agregados los gastos de medicina, los pagos a cuenta del impuesto al cheque y las percepciones del dólar o tarjeta que descontó la AFIP.

2) Que tengan que retener algún saldo que quedó a favor de la AFIP, por alguna corrección realizada por el empleado, en su contra; o en los casos de errores de cálculo de los realizados por la empresa.

3) Que la liquidación dé como resultado cero; es el caso que la retención realizada el año anterior fue completa y no deben realizarse ajustes, a favor o en contra del empleado. Esas diferencias del impuesto, positivas o negativas, tienen que ser devueltas o retenidas -según sea el caso- en el primer recibo de sueldos que se pague en el próximo mes de mayo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.